Aún cuando pueda parecer algo extraño, pues la idea más generalizada, es que el vino se bebe, todos conocemos la elaboración de platos con vino, como el rabo de toro al vino tinto o las peras al vino tinto, pues bien, de un tiempo a esta parte los chefs han encontrado otro modo de emplear el vino en la cocina, las reducciones de vino, tanto tintos como blancos para elaborar con ellas sofisticados platos y postres.

Precisamente haciendo uso de esa técnica el Chef del Restaurante del Hotel Gran Conil elaboró siguiente postre: PARFAIT DE HOJALDRE CON MERMELADA CASERA DE HIGOS COCIDOS A FUGO LENTO CON VINO ANGEL SANTAMARIA, nosotros tuvimos la suerte y el placer de degustar dicho postre, dentro de un menú preparado especialmente para maridar nuestros vinos con platos de alta cocina.

Si tenéis oportunidad de acudir este verano a pasar vuestras vacaciones por Conil de la Frontera acercaros al Restaurante del Gran Conil y pedir ese postre podréis apreciar la buena sintonía de nuestro vino “ÁNGEL SANTAMARÍA” con la cocina más vanguardista.